viernes, 19 de febrero de 2010

Lo difícil es hacerlo sencillo


En asuntos de comunicación, a veces es difícil ver el bosque sin perdernos por los árboles. Esto es, que encontar la esencia de lo que queremos decir no es fácil porque a menudo nos perdemos en los detalles y descuidamos lo realmente importante.

Este lo podemos ver cuando iniciamos una conversación, hacemos un escaparate, nos vestimos, escribimos unanota de prensa o realizamos una campaña de marketing gigantesca. ir a la esencia del contenido nos hará tener una idea más clara del mensje que queremos transmitir,

Aquí os dejo el clásico sistema de construcción de discursos para que recordemos que a veces es mejor no perdernos por las ramas y siempre retomar nuestro mensaje principal.

INTRO

Elige bien un par de ideas-fuerza y enuncialas de manera simple.

DESARROLLO

Cuenta un poco de qué van esas ideas fuerzas y no te vayas del asunto demasiado. No te distraigas.

CONCLUSIÓN

Cuenta qué pasa con esas ideas fuerzas de la intro y redondea el discurso. No dejes cabos sueltos ni des datos en vano. La comunicación debe quedar redondeada para que todo tenga sentido.

Esta imagen es de Achims

3 comentarios:

Rosa María del Blanco dijo...

Completamente de acuerdo. Lo bueno, si breve, dos veces bueno.
Dar demasiados mensajes crea mucho ruído y confusión. Siempre se lo explico a mis clientes.
Sintetizar y estructurar los mensajes es la clave del éxito del discurso.
También es aplicable a la hora de realizar una entrevista con medios.

Begoña Antón dijo...

Completamente de acuerdo, Rosa María... es que intentan decir demasiadas cosas en muy poco tiempo y se va la fuerza en mensajes incoherentes... por no hablar de la manía que tienen de escribir los discursos como si fuesen a ser leídos en vez de hablados... resultan mortales!
Un saludo y gracias por el comentario

Mandrágora dijo...

Gracias por los consejos! Siempre vienen bien, y además recordar alguno que ya conocia y habia olvidado!