sábado, 6 de agosto de 2011

La cabra siempre tira al monte... (o como aprender que lo más importante es ser honesta con una misma)




Cuando estoy de bajonazo, como últimamente suelo estar, veo películas de culto. Una peli de culto no siempre es una de esas pelis asiáticas con más de un minuto de "intensidad dramática" con una hoja flotando al viento... cada cual tiene las suyas. Una de las mías es Una Rubia muy Legal. Vale, es posible que nos avergoncemos de ver pelis "huecas" pero el trasfondo de esta está muy claro. No hay que avergonzarse de ser uno mismo... y si te gusta el rosa, pues eso, no pasa nada. No hay que intentar ser quien no eres.

Por motivos de trabajo hace un par de semanas acompañé a vivir una jornada a Puy Trigueros, blogger de marketing y turismo, al tour de Francia. Es curioso como en cada experiencia conjunta, los deseos y valores de cada persona se manifiestan sin pudor. Tengo que decir que me quedé encantada con Puy... desde ahora pasa a mi lista VIP de personas admiradas.

El equipo de Euskaltel nos trató de maravilla. Son una gran familia y el trato tan especial con sus ciclistas (a veces un poco rudo, pero con una ternura increíble) me dejó fuera de juego.

Soy honesta conmigo misma y reconozco que no podía dejar de fijarme en la estética de los maillots, de las azafatas y sus uniformes y de toda la indumentaria en general.

Me encantó el uniforme de Euskaltel en tonos negros y naranjas, muy informal pero de muy buen gusto. Las camisetas que Kukuxumusu hizo para el tour me parecieron geniales, llenas de simbolismos, como el guiño al Rey Sol. Ya sabéis que los simbolismos me fascinan... por eso me quedé loca con la bicicleta de Samuel Sánchez, oro olímpico en Pekín 2008.


Era una bici como las demás del equipo, pero con la fecha de su medalla, con detalles dorados (muy bling-bling! parecía la bici de Beyoncé), y con ochos en partes de la bici, que es el número de la suerte para los chinos.


Samuel también lleva unos pendientes con los aros olímpicos. Puede parecer un punto choni, pero mira, si a él le gustan, pues que sea honesto consigo mismo y que los lleve con gracia...


Nunca me interesó el cliclismo más allá de la típica pregunta que te ronda en la cabeza.... ¿Se harán la cera o el láser? pero vivir una crono dentro del coche oficial con Puy y Madariaga fue una experiencia increíble. Creo que el año que viene volveré a verlo... pero por Dior, que cambien el uniforme los de Carrefour, que es lo peor que he visto en mucho tiempo...

2 comentarios:

Puy Trigueros dijo...

Agradecida y emocionada como Lina Morgan!! Jajaja. Tu también has entrado en mi lista VIP y sí, cada una ha de ser una misma... Aunque sea con ul mallot de Carrefour ;-)

Begoña Antón dijo...

jajaja es que los uniformes del carrefour eran lo peor... ya que la figura de la azafata de imagen se ha quedado un poco obsoleta, al menos que vayan guapas... pero esa fusión flamenca-tecno no mola nada.
Un besaco grande!!