domingo, 20 de marzo de 2011

Sal con los zapatos que pretendas entrar


Hace unos días que por casualidad llega un tema recurrente a mi, sobre todo con la llegada de la primavera, los modelones bodorriles y comunieriles, y el "destape" de pies con los calores... y sus rozaduras, claro.

El asunto de llevar o no un calzado de repuesto me ha dejado K.O. En H&M he visto unas bailarinas plegables para llevar en el bolso y hace unos días me llegó publicidad al correo de Post-party (suena a post-parto), que aunque son más monas que las de H&M son caras de morirte.

El asunto me ha dado que pensar y os dejo mis reflexiones como asesor de imagen. En general, yo siempre recomiendo llegar a casa con los mismos zapatos que sales, por varias razones.
1. Si nunca llevas tacones, no pensarás que con unos nuevos vas a aguantar más de media hora.
Me hace gracia que la gente se compre unos tacones imposibles si nunca lleva más de 4 cm... si no estás acostumbrada, seguramente andarás mal y te acabarán haciendo polvo la espalda y los gemelos.

2. Cuando llevas un tipo de calzado y otro, tu postura corporal y el aspecto general de to look se verá afectado.
Con tacones, la curva de la espalda cambia y la manera de andar también. Si vas monísima con unos tacones y un vestido para esos zapatos, no pretenderás seguir igual de mona con unas bailarinas. Tema alpargatas ni comentamos... cero glamour. No soporto ver a esas madrinas de boda con los bajos de un vestido precioso sucio y arrastando los pies en alpargatas...

3. Si estás cómoda con zapato plano... mejor adaptar el estilismo para llevar un zapato plano.
Si te pirran las sandalias romanas, o las bailarinas, o los Oxford... piensa un estilismo perfecto para la ocasión. Mi última clienta llevaba unas bailarinas preciosas con el vestido de novia y se fue de la fiesta igual de guapa que entró a la ceremonia...
Mira a Sonsoles Espinosa o Carla Bruni... ellas se atreven a ser consecuentes con su elección de calzado.

4. En un bolso de noche... no cabe nada... menos aun unos zapatos.
No imagino llevar una bolsa con unos tacones de bar en bar o con el cóctel de la mano... los bolsitos de noche no se deben estropear con eso.

En definitiva. Sé honesta contigo misma. Si de verdad sabes que no aguantarás más de media hora con unos taconazos, mejor piensa qué zapato te dejará la sonrisa toda la noche. Una vez elegido el calzado, piensa en el estilismo total.

Al final, estiliza más andar con gracia que ir hecha una grulla sobre unos tacones que te están matando de dolor. Una buena pose o unos pasos con gracia hacen más por tu imagen final que unos simples zapatos que solo te favorecen si estás quietecita.

Querida, una persona se percibe en 3D!!!

5 comentarios:

Peterson dijo...

He disfrutado mucho leyendo tu post Begoña, y no sólo porque estoy de acuerdo contigo, sino porque me parece que has sido muy valiente al defender tu postura... Un beso enorme amiga, espero dártelo pronto en persona.

Begoña Antón dijo...

Esta semana sin falta... un besazo de los grandes.
Con el asunto zapatos es que hay que ser honesto... si solo te compras millones de tacones que nunca usas porque te da pereza y siempre acabas machacando los planitos... en fin, mejor invertir en lo que más usas y adaptarse... no?
Viva la belleza real y coherente!!

antonio dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Begoña, llevar dos calzados es un incordio y bueno,eché un vistazo a post party y resultan caras he de decir que las de H&M no tienen nada que envidiarles en cuanto al diseño y ademas salen mas baratas. Se puede tener el mismo glamour con un zapato bajo que con un taconazo, solo hay que saber llevarlo. Salir y entrar con el mismo calzado es lo mas logico

Begoña Antón dijo...

Antonio, estoy contigo! Lo más importante es ser honesta con una misma y consecuente con la elección del calzado.
Un saludo!

gus esquivel dijo...

Huy.... tengo un problema enorme porque si bien es imperativo salir como has entrado tan digna, es muy comodo soltar la melena en unas bailarinas ideales....
Recurso: LOs novios/maridos/acompañantes/mariliendros y un sin fin de etc....
Las bailarinas son tan planas que podrian llevarlo en esas chaquetas enormes que llevan los maridos a las bodas y nadie se daría cuenta. Tambien puedes dejarlo en el coche y luego ir a por ellas pero JAMAS condicionar el bolso para que quepan las bailarinas.
Post-Party me parece un timo! son muy poco bonitas y carisimas.... todas teneis unas sleepers para llevar a una fiesta....