martes, 23 de diciembre de 2008

Año Nuevo, muebles antiguos!!

Hace un par de diías que estoy redecorando mi vida laboral.

Mis viejos muebles de despacho, comprados con tanta ilusión hace ya casi 10 años cuando monté Begoña Antón, Asesoría de imagen personal y corporativa S.L., siguen dando caña. Aun recuerdo cuando Christian y Alicia me ayudaron a montarlos, recién traidos de Ikea. Olían fenomenal, como todas mis ilusiones.

10 años después, tras varias mudanzas y varias desilusiones, desembarcamos juntos de nuevo. Ellos y yo estamos algo cascados, pero son como las arrugas en un rostro; bellas porque son la expresión plástica de nuestra trayectoria, de nuestras emociones vividas y de nuestra experiencia.

De alguna manera estos muebles dan una cierta continuidad a mi vida. Es como la espiral que llevo tatuada en mi tobillo... uno al final va dando vueltas sore lo mismo, aunque siempre en un plano diferente. No hay más remedio que avanzar!!
Avancemos pues. Unas cuantas magulladuras te hacen fuerte.

2 comentarios:

Samuel dijo...

Aquel que tropieza... y no cae... ¡avanza¡.

Bonita metafora la de los muebles viejos... y comparto tu opinión, hay que enriquecer también el recuerdo, que quién olvida se condena a si mismo a tropezar de nuevo.

Feliz Navidad y mucha suerte para el año nuevo.
X

Begoña Antón dijo...

efectivamente!! tropezar con la misma piedra a veces es necesario. Al fin y al cabo, lo que no te mata te hace fuerte.