martes, 18 de septiembre de 2012

Las grandes cosas siempre son pequeñas

Me levanto por la mañana muerta de sueño. me miro al espejo y tengo ojeras y el pelo rizado (por la noche estaba liso y estupendo), cogo la bici y me paso el camino esquivando peatones zombies gracias al Wahtsapp... Ves las noticias y mueres de la desidia y la pereza... Grandes titulares con noticias desesperanzadoras a pesar de las dimisiones... Llego al trabajo y sin soltar el bolso me meto en una reuniòn, miro el correo y me desespero con los fuegos por apagar. Como en un plis el tupper (siempre sano) y vuelo a casa a las mil. Ceno y veo la tele y poco más.

Sin embargo hay pequeños detalles que aun siguen siendo los más importantes. Recapitulo:
me levanto por la mañana y mi gata me pega un mordisquito en la cara y me la quiero comer a besos, pero mi chico se adelanta y me come a besos a mi. Se me riza el pelo, pero salgo y tengo un desayuno precioso con sandía en forma de corazón y un mantel bordado por mi madre.

Desayuno de lujo hecho por mi chico
Cojo mi bici y el camino por Castellana es genial con la música a toda castaña (prohibido, lo se.. como la corrupción) pensando que además de darme el aire estoy poniendo el culo duro y las piernas de acero.
Llego al curro y entre todos los mails tengo una sorpresa de antiguos compañeros a los que echo mucho de menos. 
A la hora de comer, mis compañeros de MPC siempre me hacen pasar un buen rato. Nos reimos de todo lo que podemos y más... sin hablar del trabajo, por supuesto.
Me llega un envío y salto de alegría... el eau de toilette de Elie Saab para que lo pruebe. Abro la caja y veo un frasco maravilloso que me recuerda que cada día es único y delicado si sabes darte cuenta de ello.

Yujuuuu!! me envían el eau de toilette de Elie Saab para que lo pruebe
Llego a casa y después de cenar me acurruco con mi chico en el sofá y me pongo a hacer ganchillo viendo la tele. Ahora estoy haciendo unos tapetes de colores para mi amiga Fanny Funny que están quedando estupendos.
Sl final los pequeños cambios en el día a día los que nos hacen felices... por eso, voy a intentar contaros un día completo de mi vida bajo el prisma del buen rollo. Para inaugurarlo, pienso empezar probando el eau de toilette de Elie Saab a ver qué tal...



2 comentarios:

Carlos Iglesias Lepine dijo...

... que envidia (pero sana) ;-)

Iván Delgado dijo...

Ya sabes que estamos muy orgullosos de tu decisión de no pagar por un transporte para ricos en Madrid. Encantado de verte en bici cada día.

Y sobre todo ese perfume (eau de toilet no sea que me pegue alguien) lo haces especial tu misma.

Nosotros (la gata y yo)encantados de mordisquearte cada mañana y noche.

Un besazo y ánimo que aunque tengas diás con más y menos fuerzas aquí siempre habrá un puerto para descansar y desconectar.