viernes, 1 de enero de 2010

Los años muestran nuestra verdadera esencia


Hace mucho tiempo que no pasaba tanto tiempo seguido en mi Salamanca natal. Ya me estaba a costumbrando a vivir cada cierto tiempo en una ciudad distinta y eso supone no tener apenas pasado, ni gente cerca que te lo recuerde. Ahora cojo todos los días el bus urbano y raro es el día que no me encuentro con alguna cara conocida de mi infancia. Señoras que iban al cole a recoger a mis compañeros, la guapa del Insti, la empollona, amigos varios... hasta el que me quitaba el bocadillo en el recreo. Estar aquí siempre supone recordar mi vida, mis experiencias pasadas y un montón de sensaciones que me hacen volver a colocar las piedras de mi mochila.

Hoy he observado algo curioso. Se ha montado en el bus un chico (no me acuerdo ya de su nombre) que era amigo de mi primer amor. De él recuerdo que tocaba el saxo y tenía cierto aire melancólico, como si la mochila de su vida le vieniera pesada. No sé porqué, pero no me ha reconocido... debo estar algo cambiada, 18 años desde la última vez que cruzamos palabras no pasan sin mas. Me ha llamado mucho la atención que esos pequeños gestos y tics, que a veces nos pasaban desapercibidos cuando era un adolescente, ahora se le notan mucho más y es como si se descubrieran su verdadera personalidad. Me ha dado por pensar durante el trayecto, que cumplir años es despojarse de las cosas superfluas. Envejecer es hacer lo que te apetece y mostrar sin pudor tu verdadera esencia. Los gestos con la boca o los ojos son la verdadera peculiaridad, pero cuando somos demasiado jóvenes no tenemos el valor suficiente para mostrarlos tal y como son.

Por lo tanto, con el nuevo año recién estrenado, me doy cuenta de que envejecer no es más que liberarnos de las tonterías que nosotros mismos nos imponemos sin saber muy bien porqué. Hoy he sentido, por primera vez en mi vida, que celebrar el año que entra es festejar un lastre menos en la mochila de la vida. Hoy tengo muy claro cual es mi propósito para este año: seguir viviendo como me da la gana.

4 comentarios:

NoEs1Blog-DeModa-Mas dijo...

Un post lleno de optimismo me ha encantado tu reflexión y me ha parecido super interesante :)

Feliz año 2010 y todos los que le siguen

elniñodelbolso dijo...

Begoña... No se que decir.
Creo que es de las pocas veces que me paro más de 3 minutos a pensar que te digo.

Bueno, estos dias solo me apetece mandarte mil y un beso y transmitirte toda mi energía para que todo vaya genial.

Yo este año también viviré como me de la gana, fue mi propuesta !

Begoña Antón dijo...

viva el sentimiento de hacer lo que te apetece!! un beso grande desde salamanca

Anika dijo...

Que tierna imagen!
Te deseo lo mejor para este año nuevo y feliz noche de reyes!!!
Un besazo Begoña!